Uso del Omeprazol para Perros y Dosis Recomendada

El omeprazol es uno de los medicamentos más populares a nivel mundial ya que ha sido reconocida su eficacia como protector gástrico. Suele usarse para combatir la acidez estomacal y se puede conseguir en las despensas de todo hogar. Ahora bien cuando nuestro perro presenta un padecimiento similar ¿existirá algún Omeprazol para Perros? En este artículo a continuación abundaremos en información sobre este fármaco y su uso en canes.

Omeprazol para perros

El Omeprazol para Perros

Como omeprazol se denomina a un medicamento antiácido de uso muy frecuente en la medicina humana. Pero, aunque dispongamos de él en nuestro botiquín, ¿se le puede dar a un perro? La respuesta es positiva, eso sí, mientras la administración de este fármaco haya sido prescrita por un veterinario. A lo hay que agregar que siempre se ha de respetar la dosis y el número de días de tratamiento que le hayan sido rectados al animal.

En los siguientes párrafos les compartiremos información acerca del uso de omeprazol para canes, reseñándoles para qué se prescribe, los efectos colaterales de puede provocar o si puede ser producida una sobredosis. No deja de ser cierto que, por lo muy poco dañino que nos pueda parecer un fármaco, jamás se debe suministrar sin receta.

¿Para qué Sirve el Omeprazol?

El omeprazol fundamentalmente trabaja a nivel gástrico mejorando la productividad de ácido. Desde un punto de vista técnico, es un medicamento del conjunto de los bloqueantes de la bomba de protones cuyo cometido es imposibilitar la producción de ácido clorhídrico. Por medio de dicha consecuencia es que se logra controlar la cantidad de ácido que se llega a formar en el estómago.

Un excedente de ácido puede ocasionar úlceras gástricas en los canes que son lesiones en la mucosa estomacal más o menos  profundas. El empleo de omeprazol para tratar la gastritis en animales pequeños, ha presentado, en épocas pasadas, el problema de una apropiada administración por vía oral ya que no podía ser fraccionado. Como se podrá detallar más adelante en este articulo, el omeprazol se recetará, por ende, en los trastornos en los que se requiere controlar la formación de ácido.

Omeprazol para perros

¿Pueden tomar Omeprazol los Perros?

En efecto, el omeprazol para canes es un tratamiento que es viable para ciertas afecciones caninas. La dificultad reside cuando se emplea sin prescripción médica. Al ser un medicamento muy frecuente en los botiquines hogareños no es de extrañar que algunos dueños se sientan tentados a suministrárselo a su amigo fiel si les parece que éste presenta una sintomatología semejante a la que ellos manifiestan antes de tomarlo.

La medicación a un perro de acuerdo a nuestro criterio implica exponerlo a un peligro. En esta ocasión es muy difícil que el omeprazol produzca una intoxicación severa, pero existe gran probabilidad de que, mientras le estemos administrando este fármaco, no podamos identificar el auténtico malestar del animal. Por ello sigue teniendo enorme trascendencia procurar la asesoría de un profesional de la veterinaria.

Sumado a ello, no es de extrañar que sean numerosas las personas que hacen un incorrecto uso del omeprazol, empleándolo sin indicación veterinaria cada vez que reconocen alguna indisposición estomacal. Esta recomendación contraindicada será trasladada a su can, lo cual puede empeorar el cuadro digestivo, al posponer su diagnóstico y tratamiento preciso.

Usos del Omeprazol

En canes el omeprazol es utilizado como método para prevenir y para tratar erosiones gástricas provocadas por antiinflamatorios no esteroides (AINE), para tratar úlceras gástricas y en la prevención de gastritis promovida por el ejercicio de razas de carreras.

Omeprazol para perros

Gastritis

De esta manera, es posible que el veterinario prescriba omeprazol para la gastritis canina. La gastritis es una irritación estomacal que se exterioriza con síntomas como vómitos fuertes y aturdimiento. Con el omeprazol se procura la protección del estómago entretanto ocurre la recuperación, al evitar el exceso de ácido.

Enteritis Infecciosa Aguda

El omeprazol para la diarrea en canes igualmente se puede recomendar cuando el diagnóstico revela la presencia de enteritis infecciosa aguda, una infección estomacal que se distingue por el surgimiento de vómitos, diarrea, fiebre y desidia. Es de suma relevancia resaltar que el omeprazol es apenas uno de los diversos medicamentos que se han de prescribir en estos casos.

Reflujo Esofágico

El reflujo gastroesofágico es una de las diversas causas de inflamación de la mucosa esofágica en canes, de tal forma que la lesión se produce por el contacto del ácido estomacal y la pepsina con la mucosa esofágica.

Otras Patologías

Adicionalmente, perros con alguna patología hepática, insuficiencia renal, severas dificultades de estrés o gastritis crónica van a estar predispuestos a sufrir de úlceras. Los quistes cutáneos de mastocitos igualmente pueden producir úlceras, por lo que puede ser administrado omeprazol.

Omeprazol Preoperatorio

La premedicación es una etapa de suma importancia a la hora de efectuar una determinada intervención quirúrgica lo cual puede prevenir al perro de dificultades pos-operatorias. Por ello es que se ha de saber qué fármacos pueden ser verdaderamente útiles en esta fase del procedimiento. Algunos estudios sugieren que el suministro preoperatorio de omeprazol es efectivo para la aminoración de la aparición de reflujo gastroesofágico durante el tiempo en el cual el animal se encuentra anestesiado.

Prevención

Empero tal vez, el uso más frecuente del omeprazol es como preventivo. Es muy sugerido en las ocasiones en las que el animal debe ingerir corticosteroides por lapso muy largos de tiempo e inclusive de por vida. Esto es así debido a que esta clase de fármacos cuentan entre sus efectos colaterales la producción de úlceras gastrointestinales.

Dosificación

Como cualquier medicamento, el omeprazol para perros, debe administrarse bajo rigurosa vigilancia médica, y de acuerdo a la dosis prescrita por el veterinario. Sin embargo, lo más común es que se administre a perros de acuerdo a las siguientes proporciones: 0,5 a 2 mililitros por kilogramo de peso, vía oral, cada 24 horas, con una promedio de incremento de 5 a 10 miligramos. El omeprazol para perros se puede conseguir en las siguientes presentaciones:

  • Tabletas y cápsulas orales: tamaños de 10, 20 y 40 miligramos.
  • Suspensión oral: 2 miligramos por mililitros.
  • Omeprazol oral Pasta: 2,28 gramos por jeringa.

Efectos Secundarios

Siempre que sea respetada la dosis de omeprazol para perros que ha prescrito el profesional de la veterinaria, es poco probable que se pueda provocar algún efecto contrario, ya que nos encontramos ante un fármaco seguro con un propósito muy preciso en el organismo. Eso sí, si el can ha mostrado alguna hipersensibilidad a este medicamento, no se le debe suministrar. La dosis de omeprazol es establecida de acuerdo a la dolencia que deseamos tratar, razón por la cual únicamente debe ser prescrito por el especialista.

Los efectos colaterales del omeprazol, de surgir, se limita al aparato digestivo, produciendo trastornos, diarrea, náuseas, flatulencias o vómitos. Una dosis excesiva de omeprazol en perros no es muy común. Este medicamento se debe evitar en casos en que el animal manifieste hipersensibilidad conocida, enfermedad hepática y renal e interacciones con la drogas. Si el animal se encuentra consumiendo alguna otra medicina, es algo que se debe comunicar al veterinario ya que existen algunos con los que puede interactuar el omeprazol.

Ranitidina u Omeprazol

La ranitidina es un medicamento que opera de forma similar al omeprazol, interviniendo en la formación de ácido a nivel estomacal. Desde una perspectiva general, el omeprazol, al parecer, tiene un efecto más poderoso. Cualesquiera sea el caso, en definitiva es el veterinario quien, evaluando cada caso de forma individual, se decidirá por éste o aquel fármaco.

También te pueden interesar estos otros artículos:

(Visited 1.384 times, 2 visits today)

Deja un comentario