¿Cómo Desinflamar el Estómago de un Perro?

La inflamación del estómago de los caninos es una condición que preocupa bastante a sus dueños. Una de las causas más frecuentes es la torsión gástrica, síndrome característico de las razas de perros grandes. Es una significativa dilatación y torsión del estómago, como producto de la acumulación de gases, alimentos o líquidos. Si te has preguntado ¿Cómo Desinflamar el Estómago de un Perro?, en este artículo conseguirás la respuesta.

Cómo Desinflamar el Estomago de Mi Perro

¿Cómo Desinflamar el Estómago de un Perro?

Cierto día, al llegar a casa, observas extrañado como tu perro se muestra desanimado y con el vientre inflamado y duro. Notas que desea vomitar pero no puede hacerlo, por lo que te inquietas sobremanera, pues sabes de la existencia de la dilatación-torsión gástrica y te atemoriza que tu can pueda sufrirla.

En efecto, una barriga inflamada puede ser señal de un problema de mayor gravedad en tu amigo peludo. Existen cuantiosas razones que explican la aparición de una panza hinchada, entre ellas: gastritis, peritonitis, gases, parásitos en el intestino o dilatación-torsión gástrica, entre otros probables motivos. Cuando un perro tiene su vientre hinchado, se recomienda que lo lleves ante el veterinario para que efectúe el diagnóstico preciso, ya que si padece torsión-dilatación gástrica y no se le trata de forma inmediata, puede llegar inclusive a perecer.

¿Qué es la Torsión Gástrica Canina?

La torsión gástrica canina es un estiramiento del estómago (distensión) en el cual éste logra torcerse sobre sí mismo. Esto se debe a que el estómago del perro se haya sujeto de dos tendones que pueden encontrarse débiles para sustentarlo y cualquier alteración brusca puede conducirlo a dicha condición. La torsión gástrica en perros implica movimientos del estómago en los cuales éste se agranda y gira, con la consecuente obstrucción de sus bocas de tránsito.

Esta condición puede provocar la muerte al animal, por lo que es de suma importancia trabajar en su prevención. Pese a que es una patología que pudiese afectar a todos las razas caninas, algunas de ellas pueden estar más predispuestas a padecerla, como  lo son: los canes de razas grandes, los Cocker y aquellos con pecho amplio y vientre contraído.

Cómo Desinflamar el Estomago de Mi Perro

¿Qué le ocurre al estómago del peludo? En una torsión gástrica, los tendones estomacales del perro no pueden resistir la dilatación estomacal, lo que ocasiona que su estómago se retuerza sobre su eje. Normalmente, el estómago canino evacua su contenido gracias a sus propia actividad fisiológica pero, bajo esta condición, tu perro estará imposibilitado de descargar dicho contenido y el estómago comenzará a agrandarse.

Como resultado de lo anterior, el can querrá vomitar para expeler el contenido estomacal y éste, por las mismas contracciones, terminará girando sobre sí mismo, obstaculizando por completo las aberturas que le permiten conectarse con el esófago y el intestino. Al producirse tal torsión, las arterias, las venas y los vasos sanguíneos del sistema digestivo de tu can,  se comprimen y, por lo tanto, se detiene la circulación sanguínea y ciertos órganos dejan de trabajar. La torsión gástrica canina es un padecimiento grave, que de no tratarse a tiempo puede provocar el fallecimiento del animal.

Mi Perro Sufre de Dilatación-Torsión Gástrica

La dilatación-torsión gástrica es una dolencia apremiante que puede tener consecuencias mortales para tu can, por lo que debes llevarle ante el veterinario de forma urgente ante la más mínima presunción de su presencia. Tanto reconocerla como tratarla tempranamente es esencial para la sobrevivencia del animal. El término dilatación-torsión hace referencia a dos afecciones distintas. En la dilatación, el estómago se expande o dilata por el excesivo gas y líquido. La torsión, igualmente llamada vólvulo, es la condición en la cual el estómago estirado gira sobre su eje longitudinal. Al estar pegado a la pared estomacal, el bazo igualmente rota con él.

Cuando se produce la dilatación gástrica, el estómago puede enroscarse unos 180º o menos (condición que se llama  torsión), o superar los 180º (que es el auténtico vólvulo). A lo largo del vólvulo, el píloro se desplaza y prensa al duodeno, obstaculizando el vaciado de líquido y aire del estómago. Al unísono, la unión gastroesofágica padece una torsión y se tapona, con lo que impide que el can eructe o vomite. El gas y el líquido permanecen atrapados en el estómago, que se encuentra casi sellado. Al descomponerse dicho contenido, se provoca una distensión del estómago.

Cómo Desinflamar el Estomago de Mi Perro

Esto puede dar origen a numerosos dificultades como deshidratación aguda, septicemia bacteriana, arritmias, perforación gástrica, peritonitis o inclusive la muerte. La dilatación-torsión puede desarrollarse en cualquier can en cualquier instante de su existencia, estando más propensos a sufrirla los de raza grande y pecho amplio.

Como parte de las razas caninas grandes de riesgo se encuentran el Gran Danés, Pastor Alemán, San Bernardo, Labrador, Setter Irlandés, etc. Las razas de tamaño mediano con predisposición son el Shar Pei y el Basser Hound. Entre los de raza chica es sumamente raro que se presente este problema. La dilatación-torsión aparece de forma repentina, regularmente en perros activos y saludables.

Síntomas

Los síntomas que con mayor frecuencia presenta la dilatación-torsión son intranquilidad, agitación, salivación, náuseas, tentativas infructuosas de vomitar y distensión abdominal. Si presionamos el vientre del animal, es probable que emita un gemido. No obstante, no siempre se manifiestan dichos síntomas. Por ejemplo, el vientre puede no mostrarse distendido, si bien se palpa como tenso al tacto. Tu can puede estar adormilado y mostrarse incómodo pero no sumamente ansioso.

Los síntomas tardíos (cuando el shock parece inminente) son tanto la lengua como las encías pálidas, pulso cardíaco acelerado, pulso debilitado, respiración apresurada y fatigosa, fragilidad y colapso. Si tu can puede vomitar, es bastante probable que no sufra de vólvulo, pero se recomienda acudir en lo inmediato al veterinario ante la mínima presunción de dilatación-torsión. La única forma de asegurarse es mediante un diagnóstico oportuno y desear que no sea de pronóstico negativo para el animal.

Tratamiento

La dilatación gástrica que no evidencia complicaciones se descarta mediante la introducción de un tubo que llegue hasta el estómago. Se agrega a ello, que es la manera más rápida de comprobar la presencia de dilatación-torsión. Toda vez que el tubo ingresa en el estómago del perro, será expulsada una tromba de aire y líquido que le provocará un alivio instantáneo. Se le debe realizar a continuación un lavado gástrico. El can no deberá comer ni beber en las 36 horas siguientes.

Aunque se consiga introducir la sonda no siempre se llega a eliminar el vólvulo. La mejor forma de corroborarlo es efectuar una radiografía. De caer el animal en estado de shock, se necesitará de un tratamiento de urgencia, que podría implicar una operación quirúrgica si el perro tolera la anestesia. Con dicha intervención, se procurará recolocar el estómago y el bazo, o extraer el bazo y partes del estómago si han padecido necrosis.

Recomendaciones para Evitar la Torsión Gástrica Canina

  • Se deben establecer horarios de comida y se les han de fraccionar para que no coma en gran cantidad y particularmente no darle alimentos muy tarde en la noche.
  • Evite que el perro realice ejercicio o actividad física durante la hora previa a cada comida y en las tres horas que le siguen.
  • Si a la hora de alimentarse el animal se encuentra muy estresado o alterado se debe primero procurar calmarlo para que no coma el alimento demasiado rápido, proporcionándole solo porciones pequeñas.
  • Vigila muy atenta y continuamente al can que tengan predisposición a vomitar o que ya haya sufrido de torsión gástrica.
  • Recuerda que debes alimentarlos en un entorno sereno y apartado de los otros integrantes de la manada, con el fin de impedir que ingiera aire con cada comida.
  • Es muy importante que no ingiera enormes cantidades de agua en una misma oportunidad y si vas a llevarlo en automóvil que sea en ayuno.
  • Ten presente que la mejor forma de aminorar el riesgo es que el perro se encuentre bien nutrido y que mantenga convenientes hábitos de alimentación aunque ello no sea un método completamente eficaz.
  • Ante el reconocimiento de cualquiera de los síntomas, acude de forma inmediata al veterinario

Mi Perro tiene Gases

Si tu can presenta gases, los elimina mediante el eructo. La causa más frecuente de flatulencias es la ingesta de enormes cantidades de aire al tragar el alimento. Igualmente provocan gases ciertos alimentos de fácil descomposición. El excedente de gas se asocia con la digestión parcial de los hidratos de carbono. La aparición de gases estomacales puede llegar en compañía de dilatación abdominal.

Si las flatulencias persisten o se acompañan de vientre inflamado y trastornos abdominales, inapetencia o diarrea, lo mejor es que lleves al animal con el veterinario. Adicionalmente, puedes suministrar a tu can una alimentación baja en fibra evitando darle los sobrantes de comida. Bríndale su alimento en varias porciones pequeñas para impedir que trague aire al engullir la comida.

Mi Perro presenta Obstrucción Intestinal

Al estar impedido el paso de contenidos del intestino por medio del conducto gastrointestinal, se presenta una obstrucción intestinal. Su causa más frecuente es la aparición de cuerpos extraños en dicho conducto. Otra causa habitual es la que sucede cuando un tramo del intestino se invagina dentro de otro, como un calcetín al que puedes voltear sobre sí mismo. Este inconveniente se observa más frecuentemente en cachorros y canes jóvenes.

La obstrucción intestinal igualmente puede se provocada por quistes, estenosis o hernias, pudiendo ser parcial o total. La parcial produce vómitos irregulares y diarrea, permaneciendo los síntomas por algunas semanas, entretanto que la obstrucción completa ocasiona dolor abdominal súbito y vómitos persistentes.

La obstrucción abdominal parcial en el primer segmento del intestino delgado puede producir vómito en forma de proyectil. Las obstrucciones parciales en el último segmento del intestino delgado provocan estiramiento abdominal y vómito de color marrón y con hedor fecal. Si la obstrucción es total, el animal no podrá defecar ni expulsar gases. Tal obstrucción puede llegar a producir una estrangulación intestinal, por lo que es urgente llevarlo lo más pronto con al veterinario.

Conclusiones

  • Un vientre hinchado puede ser señal de un problema de cierta gravedad.
  • De tener el perro la barriga inflamada, puede significar presencia de gases
  • Igualmente puede padecer obstrucción intestinal.
  • Si tu can tiene la panza hinchada, podría experimentar dilatación-torsión gástrica, el cual, como ya se indicó, es un problema muy grave que requiere de pronta atención veterinaria.
  • Las razas grandes están más predispuestas a sufrir dilatación-torsión gástrica
  • Setter Irlandés, es una de las razas caninas más propensas a la torsión gástrica
  • La dilatación-torsión gástrica puede dar pie a deshidratación aguda, septicemia bacteriana, arritmias, perforación gástrica, peritonitis o inclusive la muerte
  • No siempre se manifiestan los signos habituales, solo el veterinario podrá confirma la existencia de dilatación-torsión gástrica
  • Aunque tu perro pueda vomitar, pero presenta algunos de los otros síntomas es bueno asesorarse con el veterinario.
  • El tratamiento más simple es introducir un tubo en el estómago para vaciado estomacal y a continuación efectuar un lavado gástrico
  • Para descartar o corroborar la presencia de vólvulo, el veterinario le hará una radiografía
  • En caso de vólvulo, se de efectuar intervención quirúrgica para recolocar el bazo y el estómago o proceder a su extracción en caso de necrosis
  • Ante cualquier de síntoma o condiciones citados en estas conclusiones se debe acudir al veterinario para diagnostico preciso.

Otras recomendaciones de artículos a continuación:

(Visited 2.668 times, 18 visits today)

Deja un comentario