Conoce el Uso del Benadryl para Perros y su Dosis

En ocasiones el dueño de un perro puede sentir la necesidad de automedicar a su mascota con medicamentos que son destinados para el ser humano y aunque en la mayoría de los casos, esto no es aconsejable, en el caso del Benadryl hasta los veterinarios lo recetan para tratar las alergias por sus efectos aceptables. Por lo tanto, en este artículo aprenderás todo sobre el Benadryl para Perros y su dosis, así que te invito a que continúes leyendo.

BENADRYL PARA PERROS

¿Qué trata el Benadryl para perros?

El Benedryl es el nombre comercial del ingrediente activo difenhidramina HCL, que no es más que un antihistamínico derivado de etanolamina de primera generación, es la forma científica de clasificar los antihistamínicos que pueden cruzar la barrera hematoencefálica de los que no pueden. La capacidad de cruzar los hace muy efectivos, pero también aumenta el riesgo de efectos secundarios en comparación con los antihistamínicos de segunda generación menos efectivos. Aunque aún no está aprobado por organismos de medicina veterinaria de renombre, se considera seguro para su uso en perros y se usa comúnmente en la práctica veterinaria en los Estados Unidos.

Por otro lado, se puede decir que es un antagonista de los receptores, lo que significa que el fármaco actúa bloqueando los receptores que reciben histaminas en el cuerpo. Esto alivia muchos de los síntomas asociados con las alergias, como picazón, estornudos y urticaria. El cuerpo todavía produce histaminas, pero el antagonista del receptor bloquea los receptores para que no registren histaminas, resultando en una mejoría del canino.

Benadryl para perros es un remedio para su uso en animales con alergias leves a moderadas. Las alergias estacionales, las alergias a los alimentos, las alergias ambientales y las reacciones alérgicas a las picaduras de serpientes e insectos responden al medicamento en la mayoría de los casos. También se usa comúnmente contra la picazón en perros causada por alergias en la piel y también reduce muchos de los otros síntomas, que incluyen: urticaria, hinchazón e inflamación. Además, también se puede utilizar contra rojeces, moqueo, ojos irritados, tos y estornudos.

Uno de los efectos secundarios es la somnolencia, que ayuda a calmar a los perros ansiosos. El Manual Veterinario o MSD establece que la difenhidramina puede aliviar los síntomas de ansiedad de leves a moderados en las mascotas asociados con los viajes. También puede ayudar a aliviar las náuseas durante los viajes en automóvil o avión. Los veterinarios lo recetan para perros con tumores de mastocitos para ayudar a mitigar los efectos de la liberación masiva de histamina causada por la desgranulación de los mastocitos.

Además, se puede notar que este tipo de medicación, que desde un principio no era para animales, sino para humanos, también se utiliza como terapia coadyuvante para otras enfermedades. Es decir, hay algunos especialistas en el campo de la salud canina que en ocasiones prescriben difenhidramina durante el tratamiento de la dirofilariosis, ya que tiene propiedades que ayudan a prevenir reacciones alérgicas asociadas al tratamiento de este tipo de enfermedades que pueden afectar a la mascota.

¿En qué situación se puede consultar al veterinario para su uso?

Antes de obtenerlo, consulte a su veterinario sobre los síntomas de su perro. Los síntomas de alergia como picazón y ojos rojos también son signos de una enfermedad más grave. En algunos casos, como el glaucoma, administrar este medicamento a su perro puede empeorar su condición. Los ojos rojos y pegajosos pueden ser un síntoma de alergia o también un signo de una enfermedad ocular, como glaucoma u ojo seco, que el medicamento no ayuda a tratar. Asimismo, la picazón a menudo se asocia con alergias y otras afecciones de la piel.

Dado que el Benadryl no es eficaz en el tratamiento de ciertas afecciones de la piel, siempre es una buena idea consultar a su veterinario para asegurarse de que está haciendo lo mejor para la salud de su perro. Su veterinario puede recomendarle que lleve a su perro a un chequeo. Si decide no hacerlo en contra del consejo de su veterinario, o si le administra Benadryl sin consultar primero a su veterinario, asegúrese de vigilar a su perro de cerca y llamar a su veterinario si la condición de su mascota empeora.

Consecuencias secundarias del Benadryl para perros

Existen efectos secundarios asociados con el uso que todos los dueños de perros deben conocer. Al igual que las personas acuden a sus médicos antes de tomar un nuevo medicamento, siempre debe consultar a un especialista antes de presentar Benadryl para ver si tiene reacciones potenciales a los otros medicamentos de su perro o si puede agravar una afección existente. Si tu perro tiene alguna de las siguientes condiciones, úsala solo después de visitar a tu veterinario: glaucoma de ángulo cerrado, insuficiencia cardíaca severa, hipertrofia prostática, obstrucción del cuello vesical, embarazo, entre otras.

Los efectos secundarios comunes asociados con el uso, pueden ser: sedación, boca seca, retención urinaria, aumento de la producción de saliva, aceleración de la frecuencia cardíaca y respiración rápida. Adicionalmente, también se puede mencionar aquellos efectos que puede ser muy raros y que no es nada común que aparezcan, entre los cuales tenemos: diarrea, vómitos, como también alteraciones en el apetito muy graves. La mayoría de estas consecuencias muy negativas, ocurren durante la primera hora de exposición, por lo que debe vigilar a su perro con atención durante este tiempo.

Dosis recomendada del Benadryl para perros

La mejor manera de determinar la dosis correcta es consultar a su veterinario. El MSD recomienda administrar de 2 a 4 mg del fármaco por kilogramo de peso corporal de dos a tres veces al día. Sin embargo, esta dosis puede variar según las condiciones médicas existentes de su perro. Nunca use cápsulas de liberación prolongada para perros, ya que las cápsulas se absorben de manera diferente en perros que en humanos y pueden afectar la dosis de su perro.

BENADRYL PARA PERROS

También pueden descomponerse cuando se mastican y administrar demasiados medicamentos a la vez, lo que pone a su perro en riesgo de sufrir una sobredosis. Si elige usar un Benadryl líquido, es más seguro usar una fórmula infantil líquida, ya que la mayoría no contienen alcohol (aunque sí contienen sodio). La dosis en la versión líquida es diferente a la de los comprimidos. Consulte a su veterinario para conocer la dosis adecuada y use una jeringa para aumentar la precisión de la medición y la facilidad de administración.

La sobredosis en su uso

Es bueno mencionar siempre el tema de la sobredosis cuando se trata de todo tipo de medicamentos, especialmente los que se le administrarán a su mascota. Los signos de sobredosis incluyen hiperexcitabilidad del sistema nervioso central (SNC) y pueden ser fatales. Otras señales de advertencia a tener en cuenta son: latidos cardíacos rápidos, pupilas dilatadas, inquietud, estreñimiento y convulsiones. Si cree que su perro ha tomado una sobredosis de este remedio, comuníquese con su especialista de inmediato para una consulta de emergencia.

Si te gustó este artículo sobre el Benadryl para perros y deseas aprender más sobre otros temas interesantes, puedes revisar los siguientes enlaces:

(Visited 55 times, 1 visits today)

Deja un comentario