Descubre el Origen del Gato Blanco y sus Tipos

Seguramente ya has visto un gato blanco o más de uno, y aunque no lo creas, son animalitos que poseen diversas características, existen muchos datos sobre ellos que debes conocer, por eso te invitamos a que leas este post, para que te enteres de la información más relevante, su carácter, sus dolencias y algunos aspectos importantes en relación a sus cuidados.

gato-blanco-1

Los Gatos Blancos

Se ha dicho que las características de un gato blanco son que su aspecto es níveo, solemne, impresionante, inmutable, majestuosos y varios otros adjetivos que se identifican con la estampa de estos hermosos ejemplares, pero te parecerá increíble que estos magníficos animales no siempre fueron tan estimados como lo son hoy.

De hecho en la historia de muchas culturas se crearon muchas supersticiones relacionadas con malos augurios que eran anunciados por la presencia de estos simpáticos animalitos, y queremos informarte acerca de ellas y de algunas prácticas que se emplearon contra ellos en un pasado no tan remoto.

Supersticiones en los Estados Unidos

Aunque es una verdad incontestable que los primeros colonos de los Estados Unidos legaron como costumbre su cariño por el gato blanco, en la ancestral Inglaterra los aborrecían y les tenían mucho miedo, llegando a afirmarse que eran seres espectrales, relacionados con fantasmas y acciones del más allá, inclusive eran considerados de mal agüero.

Sin embargo, en Norteamérica se pensó que el gato blanco constituía una alegoría de bondad, alegría y que su aparición era sinónimo que se que se iban a recibir buenas nuevas. Tener la suerte de observar un gato blanco en el jardín de un hogar se consideraba como el preludio de un excelente acontecimiento de signo positivo que iba a ocurrirle a la familia que la habitaba.

Supersticiones en Inglaterra

Por el contrario, la ancestral costumbre inglesa propugnaba que debía sentirse un miedo real, un sentimiento de pánico, cada vez que un individuo tenía la mala fortuna de cruzarse con un gato blanco en la calle. Eran denominados los gatos del demonio, porque se tenía la creencia de que eran portadores de anuncios de malas noticias y desgracias para aquel que se cruzara con ellos y tenía que esperar el cumplimiento de malos presagios para la vida de aquel individuo que se había cruzado con ellos.

La causa de esta superstición aparentemente se encuentra escondida en una grotesca superstición que nació sobre este lindo animal, cuyo origen es muy sencillo y está en un aspecto muy sencillo y es que cuando se está en completa oscuridad en una calle de una ciudad tan antigua como Londres, cuando un gato blanco aparecía deslumbraba al espectador como su fuera un espectro fantasmal que llamaba mucho la atención.

Por esa razón de la poca iluminación, los londinenses llegaron a pensar que, cuando un gato blanco se les cruzaba en el camino, lo que en realidad estaban viendo era, en verdad, el espectro de un gato y que, se aparecía como un enviado del más allá, apareciendo para anunciar que un acontecimiento desgraciado iba a ocurrir.

El papel del ser humano en su expansión

Un gato blanco es un animal tan llamativo para los seres humanos, tanto en sus casas como en su entorno natural y la causa es lógica. Lo que tienes que hacer es imaginar que los gatos negros se pueden camuflar en su entorno, mientras que los gatos blancos, por el contrario, sólo pueden resplandecer y ni son capaces de poder confundirse con el entorno.

No son muy buenos depredadores, porque su color los hace totalmente detectables en el medio ambiente, cuestión que por el color también es muy complicada para otros depredadores que son más grandes, Esa es la razón por la cual no se observan muchos gatos blancos en estado salvaje, pero los encontramos en un número muy abultado en el medio doméstico, porque han asumido el rol de animales de compañía.

Lo cierto es que ha sido la intervención de los seres humanos, con las mezclas que se han efectuado entre diferentes especímenes, la que ha logrado que el gato blanco sea el que se prefiere como animal de compañía en los hogares, en particular si pertenecen a alguna clase de raza especialmente valorada, como los angoras turcos, los siameses blancos o los persas blancos.

gato-blanco-2

Origen del gato blanco

Se trata de unos gatos que vinieron desde el Oriente Medio, momento en el que la nobleza europea comenzó a adorar a un gato que no sólo era blanco, sino que también tenía el pelaje muy largo. Ambas características no eran conocidas por la población europea de aquellos tiempos.

Ocurrió en las cortes que los reyes y sus cortesanos luchaban por obtener un espécimen de alguno de estos llamativos felinos, pero, al mismo tiempo, manifestaban asombro con respecto a su carácter. Ocurrió que el gato blanco tenía un comportamiento diferente al que exhibían los demás felinos domésticos.

Realmente se comportaban de forma muy soberbia y estirada y como si no les interesara lo que ocurría en su entorno. Comenzaron a considerarse como animales antipáticos, hasta que esa estimación se modificó cuando se pudo descubrir que ese comportamiento se debía a que eran sordos.

Cuestiones genéticas de los gatos blancos

Ciertamente es muy atractivo el color blanco en un animal, resulta ser poco conveniente para una especie que necesite cazar para obtener su sustento. La única excepción a esta consideración son los felinos que tienen su hábitat en las montañas nevadas, pero eso no se trata de lo que es usual.

La razón por la cual estas mascotas tienen un pelaje de color blanco puede ser que haya nacido albino o que tenga el gen S (White Spotting Gen), que es el que provoca la aparición de manchas blancas. En el momento en que el gen S actúa a su máxima capacidad, puede lograr que un gato sea totalmente blanco, aunque eso no es lo corriente.

El gen W de los gatos blancos

No obstante, para los gatos portadores del gen W, que se conoce como blanco dominante, el asunto es muy distinto. La causa se encuentra en que este gen es muy veloz, por ello se le denomina gen exprés, y predomina inmediatamente sobre cualquier otro color.

Cuando un gato ha heredado el gen W, éste gen esconde otro color que la mascota pueda tener en su cuerpo. No obstante, el gato blanco por gen W es capaz de transmitir a sus descendientes su verdadero color, por esa razón no se puede garantizar que las camadas de los gatos blancos vayan a ser a su vez blancas en su totalidad.

Otra curiosidad que tenemos que mostrarte es que algunos gatos blancos que tienen el gen epistático, también llamado así porque logra ocultar todos los colores, nacen con una mancha que puede ser de color rojizo, azulado, negro. Sin embargo, esa mancha va a desaparecer con el paso del tiempo, aunque podremos tener una idea de cuál es el verdadero color del pelaje del minino.

La sordera del gato blanco

Es una creencia común que todo gato que sea blanco y que tenga los ojos de color azul es sordo y esto no es cierto. De hecho, si el gato es albino o es portado del gen S no suelen ser sordos. Se trata de un condicionamiento genético que sólo se encuentra asociado al gen W, y aun así, no necesariamente todos van a ser sordos.

Otro aspecto que debes considerar es que los gatos blancos pueden poseer cualquier color de ojos. Pero, si sus ojos son azules, entonces tendrán una proporción de entre tres y cuatro veces mayor de padecer de sordera. Además los que tienen los ojos de distinto color tienen el  doble de probabilidades de padecer esta dolencia.

gato-blanco-3

¿Cómo saber si un gato blanco es sordo?

La prueba más sencilla que puedes efectuar en tu casa es colocarte detrás del gato y hacer un sonido muy estruendoso. Si el gato no se reacciona de ninguna forma, entonces es probable que esté afectado de esta dolencia.

En este caso, debes llevarlo a una consulta veterinaria, en la que se efectuarán una prueba BAER, por medio de la cual se le colocarán unos electrodos y se efectuará una prueba de sonido. De esa forma, los electrodos podrán dejar constancia de la respuesta del cerebro y se podrá establecer si tuvo o no una reacción.

Cuidados de la piel, en los gatos blancos

Esto, que parece tan simple, va a variar mucho dependiendo de si tu gato blanco es albino o simplemente blanco. Ciertamente ambos poseen varias similitudes, pero la diferencia es que los albinos van a tener los ojos de color rojo. Otra diferencia observable es que no poseen pigmentos en la piel, además su hocico, las almohadillas de las patas, las orejas tendrán una coloración rosada suave.

Por el contrario, un gato blanco puede tener alguna clase de pigmento o lunares de piel. En todo caso, ambos tipos de gatos blancos, en particular el gato blanco albino, necesitan  cuidados especiales para su epidermis, porque es extremadamente delicada y sensible a la luz del sol.

Para tratar de ayudar en este sentido, se pueden encontrar en el mercado cremas y lociones que son especiales para reducir el riesgo de la fotosensibilidad de la piel de los gatos blancos, aunque un consejo que te damos es que procures que tu gato blanco no se exponga directamente al sol durante el día y si tiene los ojos azules, tienes que protegerlos también porque son los más sensibles a la luz solar.

Si te ha gustado este artículo, entonces puede ser que te gustaría leer también:

(Visited 43 times, 1 visits today)

Deja un comentario